EnglishDeutschEspagnolPortugueseFrançaise

Tecnología de vacio en instalaciones sanitarias (interior)

El inodoro de vacio ha sido particularmente diseñado como un aparato ahorrador de agua y para un máximo de comodidad. Se pueden adquirir comercialmente para ser montados tanto en el piso, como en la pared. Ambos modelos son comúnmente encontrados en China. El modelo montando en el suelo se puede adquirir en acero inoxidable.

El inodoro al vacio esta completamente equipado con válvulas de interface y mandos. Este solo requiere un litro de agua por descarga y aproximadamente 60 litros de aire son succionados en el sistema para ayudar a transportar el agua residual a través de la red de tuberías hacia la estación de vacio.

El WC tiene una boquilla de acero inoxidable a cada lado del vaso del inodoro a través de la cual el agua es rociada. La tubería de descarga de un inodoro al vacio tiene un diámetro de aproximadamente 50 mm y esta conectada al sistema sanitario con una tubería de diámetro similar. Todos los residuales que se descargan en el inodoro al vacio pasan por consiguiente a través de la red completa de tuberías.

El inodoro al vacio funciona de la siguiente forma:

Paso 1: El usuario presiona el botón, la válvula se abre y el agua residual se evacúa. También se succiona aire al sistema. Al mismo tiempo la válvula de agua se abre y se rocía agua fresca para limpiar el tazón.

Paso 2: La válvula de vacío se cierra pero la válvula de agua se queda abierta. Una cantidad pequeña de agua fresca se rocía en el tazón.

Paso 3: La válvula de agua se cierra, un volumen pequeño de agua limpia se retiene en el tazón y el inodoro está listo para nuevo uso.

La tecnología de vacio es también usada en la ducha, lavabos y urinarios.